Ortega y Gasset, conferencia en la ciudad de La Plata en 1939 Para animarnos a la recuperación de nuestros ideales, de nuestro carácter y de nuestro destino de grandeza: “¡Argentinos, a las cosas, a las cosas! Déjense de cuestiones previas personales, de suspicacias, de narcisismos. No presumen ustedes el brinco magnífico que daría este país el día que sus hombres se resuelvan de una vez, bravamente, a abrirse el pecho a las cosas, a ocuparse y preocuparse de ellas directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva, de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, que son egregias, su curiosidad, su perspicacia, su claridad mental secuestradas por los complejos de lo personal”

Evolución

Evolución
El conocimiento es bueno sólo si se comparte. Nada es imposible para una mente dispuesta. Espero que este blog ayude a aquellos que están buscando conocimientos, al igual que yo.
Libro de quejas:
A) Las imágenes y/o enlaces contenidos en este tallerblog tienen solamente una intencionalidad didáctica y una funcionalidad educativa.
B) No mantiene ningún tipo de relación con las personas o instituciones mencionadas en las notas.
Lo mismo sucede con todos los posibles enlaces invisibles adheridas por parte de terceros a las notas publicadas. Los cuales ya no son voluntad del administrador del taller blog. Ergo, el administrador no responde ni se responsabiliza sobre las actividades de los mismos.
C) El administrador y moderador de este Tallerblog hace todo lo posible por remover cualquier material cuestionable, pero todos los comentarios publicados en las entradas, o traídos de la página homónima de facebook, expresan las opiniones de sus autores y no la del administrador, moderador o blogspot por lo cual no se les considerará responsables excepto por los mensajes publicados por ellos mismos.

sábado, 16 de abril de 2016

La antinomia argentina como Kagemusha (3ra parte)


En un intento desesperado por parte del portal argentino Infobae para desviar la atención del presidente Macri por el escándalo que ocasionó “los papales de Panamá” publicó en forma deliberada, y que se hizo eco el diario Clarín, La Nación y otros diarios afines al PRO, que el diario de tirada internacional Le Monde vincula a Cristina con los Panama Papers por una maniobra con la Cruz Roja para desviar decenas de millones de dólares de fondos públicos en Argentina, que los Kirchner habría "blanqueado 35 millones de dólares en Nevada"  utilizando una red de sociedades de la empresa Mossack Fonseca. "Según documento de la Justicia de los Estados Unidos, todas esas sociedad off shore tiene un punto en común. Ellas son controladas por un par de sociedades registradas por Mossack Fonseca en Seychelles: Aldyne Ltd. y Garins Ltd"." Aldyne Ltd. et Garins Ltd no pertenecen a Mossack Fonseca sino a la Faith Foundation. Y es así cómo, sin saberlo, la Cruz Roja resultó accionista de empresas que controlan el botín desviado por el clan Kirchner", sentencia Le Monde, refiriéndose a una investigación hecha por el fiscal José María Campagnoli.*
Pero el diario francés, Le Monde, desmintió que ellos hubieran vinculado a la ex presidenta Cristina Fernández con los Panamá Papers a través de un comunicado enviado al consorcio de periodistas de todo el mundo que participaron de la investigación “Panamá Papers”. Le Monde desmintió al portal argentino INFOBAE por haber tergiversado e inventado, a raíz de una nota que había sido publicada en el diario francés días atrás, una inexistente vinculación de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner con cuentas en Panamá**[1]… este es el kegemusha a la Argentina (kagemusha=duplicado):
CLARIN: " El diario Le Monde vincula a Cristina con los Panama Papers por una maniobra con la Cruz Roja ".*
LE MONDE: "Documentos de Panamá" Mossack Fonseca abusar del nombre de la Cruz Roja para ocultar el dinero sucio ".**
CLARIN: "Los Kirchner habrían lavado dinero usando el nombre de la Cruz Roja".***
LE MONDE (a través de un mail enviado a todos sus colegas involucrados en “Panamá Papers”) aclara que: “ellos no dijeron lo que parte de la prensa argentina publicó que dijeron”.****
TeleSur: “Diario La Nación mantiene silencio sobre los Panama Papers.”*****[2]
Este es el periodismo serio y de investigación argentino que se reinstaló luego del regreso de la democracia y que ya operaba mucho antes de la última dictadura militar. Crear la grieta con su orilla de cada lado fue funcional a los intereses de los monopolios para crear un duplicado inversamente proporcional. Si de un lado la cosa está bien, del otro está mal y si de nuestro lado la cosa se pone fea la otra también. No vaya a ser que nos diferenciemos mucho y la gente se avive. Esto supera a la viveza criolla del común de la gente.
Hay que ir tras la conquista del 49% no macrista pareciese que es el foco ahora. Los intereses de los poderosos siguen influenciando en la pasión de la gente. Qué mejor legitimidad para una noticia que provenga de una publicación de un diario internacional como Le Monde. Porque ahora el mundo nos mira y somos parte de él. Si Discépolo hubiera conocido la palabra Kagemusha probablemente la hubiera utilizado en vez de “dublé”: “El mundo fue y será una porquería ya lo se. En el quinientos seis y en el dos mil también. Que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafaos, contentos y amargaos, valores y dublé…” "Dublé" deriva del francés doublé y designa a la imitación de una alhaja fina en oro falso o metal dorado.
Si Pedrito hubiera sido argentino la historia de “Pedrito y el lobo” nunca hubiera terminado y se hubiera intitulado "Pedrito y el bobo".





"Cambalache"

Que el mundo fue y será 
una porquería, ya lo sé. 
En el quinientos seis 
y en el dos mil, también. 
Que siempre ha habido chorros, 
maquiavelos y estafaos, 
contentos y amargaos, 
barones y dublés. 
Pero que el siglo veinte 
es un despliegue 
de maldá insolente, 
ya no hay quien lo niegue. 
Vivimos revolcaos en un merengue 
y en el mismo lodo 
todos manoseados. 

Hoy resulta que es lo mismo 
ser derecho que traidor, 
ignorante, sabio o chorro, 
generoso o estafador... 
¡Todo es igual! 
¡Nada es mejor! 
Lo mismo un burro 
que un gran profesor. 
No hay aplazaos ni escalafón, 
los ignorantes nos han igualao. 
Si uno vive en la impostura 
y otro roba en su ambición, 
da lo mismo que sea cura, 
colchonero, Rey de Bastos, 
caradura o polizón. 

¡Qué falta de respeto, 
qué atropello a la razón!;
Cualquiera es un señor, 
cualquiera es un ladrón... 
Mezclao con Stravisky 
va Don Bosco y La Mignon, 
Don Chicho y Napoleón, 
Carnera y San Martín... 
Igual que en la vidriera 
irrespetuosa 
de los cambalaches 
se ha mezclao la vida, 
y herida por un sable sin remache 
ves llorar la Biblia 
junto a un calefón. 

Siglo veinte, cambalache 
problemático y febril... 
El que no llora no mama 
y el que no afana es un gil. 
¡Dale, nomás...! 
¡Dale, que va...! 
¡Que allá en el Horno 
nos vamoa encontrar...! 
No pienses más; sentate a un lao, 
que ha nadie importa si naciste honrao... 
Es lo mismo el que labura 
noche y día como un buey, 
que el que vive de los otros, 
que el que mata, que el que cura, 
o está fuera de la ley...


"Las letras de los tangos de Discépolo, son un testimonio de aquella atmósfera de descreimiento, desazón, inseguridad y escasez de la década del 30. Pero es en la letra de ´Cambalache´ donde Discépolo deslumbra haciendo prestidigitación con las metáforas, donde intenta provocar una conmoción emotiva y también donde aparecen nítidos su pesimismo y su desesperanza" 

El párrafo anterior pertenece a José Gobello, cuando compendia lo que considera el epítome de la filosofía discepoliana, "Cambalache", que fue dado a conocer por Sofía Bozán en el teatro "Maipo", en 1935. El estreno formal se efectuó en el mismo año en la película "Alma de bandoneón", interpretado por Ernesto Famá con la orquesta de Francisco Canaro.

Desde sus primeras obras las letras de Discepolín contenían reproches a la sociedad y expresaban descreimiento respecto del amor y de la amistad. Basta repasar las letras de "Que vachaché",de 1926 ( "¿Qué vachache? ¡Si hoy ya murió el criterio! Vale Jesús lo mismo que un ladrón..."), de "Yira ..yira.., de 1929 ("Que al mundo nada le importa, ¡Yira...yira!.."), en 1931 "¿Qué sapa, Señor?" ("La tierra está maldita y el amor con gripe, en cama.") y "Tres esperanzas", de 1933, ("Tres esperanzas tuve en mi vida, dos me engañaron y una murió") Todas parecen ser caminos que conducen hacia su obra máxima, "Cambalache", compuesta en 1935. Su producción posterior no pudo o no quiso apartarse de "Cambalache"; sus tangos siempre reflejan una realidad amarga: "Desencanto", "Tormenta", "Martirio", "Infamia", "Uno", "Canción desesperada", "Sin palabras".

A pesar de la grandeza que encierra "Cambalache", sus palabras son como heridas sangrantes, que no necesitan mayor explicación, sino, simplemente, abrirles el corazón. Por ese motivo desde la definitiva interpretación de Edmundo Rivero, pasando por todos los cantantes nacionales y del mundo —como la respetuosa de Joan Manuel Serrat, hasta el despropósito de la versión de Raúl Cobián, "Tanguito" (Raúl Vitali) quien la registró como si fuera el parlamento de un borracho—; reconocemos ese retrato de la realidad que, a más de cincuenta años, tiene plena vigencia.

En los versos de "Cambalache" podemos destacar algunos conceptos expresados por el propio autor, y otros que surgen de interpretaciones más o menos aceptadas:
En los primeros versos expresa: "...que siempre ha habido chorros,/ maquiavelos y estafaos,/ contentos y amargaos,/ valores y dublé..." El término "maquiavelo" alude al pensador italiano autor de El príncipe, y por extensión se aplica a la persona que actúa ocultando sus verdaderos fines con astucia o hipocresía. "Dublé" deriva del francés doublé y designa a la imitación de una alhaja fina en oro falso o metal dorado.

Prosigue Discepolo "...vivimos revolcaos en un merengue, y en un mismo lodo todos manoseaos...". 

Algunos estudiosos del tema refieren que en ciertas fiestas bacanas, muy privadas, se llevaban a cabo exhibiciones de bellas mujeres que, apenas vestidas con sucintas mallas, luchaban en bateas de barro acuoso que. al caer una y otra vez en la pileta pronto cubría totalmente su cuerpo, provocando al parecer imágenes sensuales entre los concurrentes. Esa parece ser la imagen reflejada en "Cambalache".

Otro aspecto que merece un comentario son los nombres que menciona la letra y que fueron alterados fundamentalmente por Julio Sosa. Discépolo, dice: "Mezclao con Stavisky van Don Bosco y "La Mignón", Don Chicho y Napoleón, Carnera y San Martín...".

Los citados en el tango son personajes de la década del treinta. Se cambia "Stavinsky" (confundido con el célebre compositor ruso-norteamericano Igor Strawinsky), que fue un estafador internacional, autor de una monumental estafa, al falsificar títulos del Crédito Municipal de Bayona, República de Francia y que se suicidó en la cárcel en 1934. 

Lógicamente cuando cita a Don Bosco, recuerda a San Juan Bosco, fundador en 1859 de la Congregación de San Francisco de Sales o salesiana.

"La Mignon" es un personaje de "Wilhelm Meister", novela de Johann Wolfgang Goethe, donde aparece una muchacha llamada Mignon, que muere a causa de amores no correspondidos. Por extensión se denominaba "mignon", que en francés significa algo así como nena o querida, a las prostitutas.

Debió existir relación con la temática general del tango (y la mención explícita de "Don Chico", parece confirmarlo), la crisis financiera de Wall Street y la extrema inseguridad que sobrevino a la destitución de Hipólito Irigoyen, con la proliferación de actividades criminales, como las bandas mafiosas de "Chico Grande" (Juan Galiffi) y "Chico Chico"(Juan Morrone), con asiento en Rosario, a tal punto que llegó a ganarse el apodo de "la Chicago argentina". También en el área de la Capital Federal y sus suburbios, como Avellaneda, donde reinaba Alberto Barceló, dueño del juego clandestino, la prostitución y las extorsiones, disfrazadas de "protección". Como el accionar de Juan Nicolás Ruggero "Ruggerito", especialista en manejar las armas de fuego y en manipular elecciones. También surge la figura de Juan Bautista Bailoreto, que sentaba su acción en La Pampa, Córdoba, San Luis y Mendoza.
Por supuesto al nombrar a Napoleón, está refiriéndose al militar y emperador francés Napoleón Bonaparte, nacido en la isla de Córcega., Francia. Carnera, de nombre Primo, fue un boxeador italiano, campeón del mundo de peso pesado desde 1933, cuando derrotó a Jack Sharkey, en la ciudad de Nueva York.

Finalmente está San Martín, José Francisco de San Martín, general y héroe argentino, que liberó de la dominación española a Argentina, Chile y Perú.



Hacia el fin de la letra, se dan los versos que se repiten tanto como la muletilla de "siglo veinte, cambalache" cuando precisa: "y herida por un sable sin remaches/ ves llorar la Biblia contra un calefón..."

Una fuente respetable nos dice que, en ese tiempo, lo que el tango nombra "calefón" era un simple calentador, generalmente con una serpentina a la que un quemador a alcohol le daba temperatura. En algunos casos eran eléctricos.Simplemente para proporcionar agua para el aseo en baños, alejados de las habitaciones; recordemos que no existían desodorantes y que además en la temporada invernal era toda una hazaña, soportar los chifletes de frío que se filtraban por las ranuras de las letrinas; en algunos casos eran eléctricos Por eso existían esos adminículos, preparados debajo de las camas. Hay quien afirma que tenía que hacer sus necesidades con el sobretodo puesto. Difícil, verdad?

Pero ya ubicamos la biblia, junto al calefón, o sea en el baño. Y el sable sin remache, era un clavo, fijado a la pared, como un gancho, donde al no haber aun papel higiénico, se cortaban trozos de papel de diario, más o menos del tamaño de una servilleta, y debidamente sobados con las manos, para proporcionarle algo de tersura, se clavaban en ese clavo (sable sin remache). Y si la Biblia estaba "herida por un sable sin remache", parece interpretarse en una primera lectura, que se trata de una metáfora de la poca obediencia que se tiene por los dichos divinos o tal vez algo más terrenal que tiene que ver que los estos ejemplares eran confeccionados con hojas papel de arroz


Fuente: José Gobello, Letras de Tango, tomo I, Bs.As., Centro Editor de América Latina.

Dejo mi saludo ritual como un apretón de manos o un "Ave María Purísima", Firme y Digno, Bocha... el sociólogo.

mirando por el retrovisor

Related Posts with Thumbnails