Ortega y Gasset, conferencia en la ciudad de La Plata en 1939 Para animarnos a la recuperación de nuestros ideales, de nuestro carácter y de nuestro destino de grandeza: “¡Argentinos, a las cosas, a las cosas! Déjense de cuestiones previas personales, de suspicacias, de narcisismos. No presumen ustedes el brinco magnífico que daría este país el día que sus hombres se resuelvan de una vez, bravamente, a abrirse el pecho a las cosas, a ocuparse y preocuparse de ellas directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva, de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, que son egregias, su curiosidad, su perspicacia, su claridad mental secuestradas por los complejos de lo personal”

Evolución

Evolución
El conocimiento es bueno sólo si se comparte. Nada es imposible para una mente dispuesta. Espero que este blog ayude a aquellos que están buscando conocimientos, al igual que yo.
Libro de quejas:
A) Las imágenes y/o enlaces contenidos en este tallerblog tienen solamente una intencionalidad didáctica y una funcionalidad educativa.
B) No mantiene ningún tipo de relación con las personas o instituciones mencionadas en las notas.
Lo mismo sucede con todos los posibles enlaces invisibles adheridas por parte de terceros a las notas publicadas. Los cuales ya no son voluntad del administrador del taller blog. Ergo, el administrador no responde ni se responsabiliza sobre las actividades de los mismos.
C) El administrador y moderador de este Tallerblog hace todo lo posible por remover cualquier material cuestionable, pero todos los comentarios publicados en las entradas, o traídos de la página homónima de facebook, expresan las opiniones de sus autores y no la del administrador, moderador o blogspot por lo cual no se les considerará responsables excepto por los mensajes publicados por ellos mismos.

domingo, 18 de marzo de 2012

Reinos diminutos: arte mágico con bonsái


Por Mariella Moon | Tecca

Cortesía de Takanori Aiba.

Si piensa que un bonsái es solo un árbol diminuto en algún jardín zen, todavía no ha visto las piezas de Takanori Aiba. El artista japonés combina el arte del bonsái con diseños de la arquitectura liliputiense para crear algunas de las más asombrosas piezas que podrá ver jamás.
En su sitio, Aiba explica que sus creaciones son el fruto de los días en que hacía bonsáis e ilustraba laberintos. Ninguno de sus diseños se deriva de estructuras reales, todos son productos de su imaginación. Pero como los detalles son tan elaborados, las personas siempre piensan que él copia edificios ya existentes.
Cortesía de Takanori Aiba.Cortesía de Takanori Aiba. ¿Cuánto tiempo demora Aiba en crear una de sus obras? Según explicó a Tecca, cada pieza es tan detallada que puede demorar entre tres meses y un año y medio para terminarla. El bonsái de la primera fotografía de abajo le llevó seis meses, mientras que en el "Hawaiian Pineapple Resort" de la segunda imagen trabajó un año entero.
Desafortunadamente hay que viajar a Japón para apreciar estas obras de arte en persona. Una de las piezas, el "Hotel de Michelin", está expuesta en el restaurante de Aiba de Tokio, mientras el artista busca nuevas oportunidades para exhibir su trabajo.
Cortesía de Takanori Aiba.Cortesía de Takanori Aiba.


Fuente: http://ar.noticias.yahoo.com/blogs/blog-editorial/reinos-diminutos-arte-m%C3%A1gico-con-bons%C3%A1i-203630215.html

Saludos rituales, Bocha... el sociólogo.

2 comentarios:

MIMIL dijo...

Madre mia!!! Que maravilla me he quedado muerta!!! Daría lo que fuera por tener uno en mi salón te lo juro... Muackkkk preciosa y delicada entrada!!!

Bocha... el sociólogo dijo...

En un momento de mi vida pensé en dedicarme a esto enmmarcado en el rubro: "regalos empresariales"... pero en fin, todo quedó en proyecto.

No lo descarto aún aunque sea como hobby.

Saludos rituales, Bocha.

mirando por el retrovisor

Related Posts with Thumbnails