Ortega y Gasset, conferencia en la ciudad de La Plata en 1939 Para animarnos a la recuperación de nuestros ideales, de nuestro carácter y de nuestro destino de grandeza: “¡Argentinos, a las cosas, a las cosas! Déjense de cuestiones previas personales, de suspicacias, de narcisismos. No presumen ustedes el brinco magnífico que daría este país el día que sus hombres se resuelvan de una vez, bravamente, a abrirse el pecho a las cosas, a ocuparse y preocuparse de ellas directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva, de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, que son egregias, su curiosidad, su perspicacia, su claridad mental secuestradas por los complejos de lo personal”

Evolución

Evolución
El conocimiento es bueno sólo si se comparte. Nada es imposible para una mente dispuesta. Espero que este blog ayude a aquellos que están buscando conocimientos, al igual que yo.
Libro de quejas:
A) Las imágenes y/o enlaces contenidos en este tallerblog tienen solamente una intencionalidad didáctica y una funcionalidad educativa.
B) No mantiene ningún tipo de relación con las personas o instituciones mencionadas en las notas.
Lo mismo sucede con todos los posibles enlaces invisibles adheridas por parte de terceros a las notas publicadas. Los cuales ya no son voluntad del administrador del taller blog. Ergo, el administrador no responde ni se responsabiliza sobre las actividades de los mismos.
C) El administrador y moderador de este Tallerblog hace todo lo posible por remover cualquier material cuestionable, pero todos los comentarios publicados en las entradas, o traídos de la página homónima de facebook, expresan las opiniones de sus autores y no la del administrador, moderador o blogspot por lo cual no se les considerará responsables excepto por los mensajes publicados por ellos mismos.

lunes, 4 de julio de 2011

"La masacre de San Patricio" y el fin de 16 años de censura (actualizado 24/11/11)

de Susana Quiros


El periodista e historiador, Eduardo Kimel, escribió en noviembre 1989 "La masacre de San Patricio" y durante 16 años fue perseguido judicialmente por investigar la matanza de dos monjes y tres seminaristas de la orden de los palotinos, asesinados el 4 de julio de 1976 durante la dictadura militar.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos le dio la razón al periodista, y en el 2007 el gobierno de Nestor Kirchner llegó a un acuerdo con el periodista y respetó los dictámenes de la legislación vigente. El Estado Argentino reconoció ante el organismo internacional los impedimentos jurídicos que sus antecesores en el sillón de Rivadavia, dilataron para "cajonear" la impresión del ejemplar; con el único fin de amedrentar a quienes investigan los actos genocidas que realizó la última dictadura argentina.


"En 1987, cuando se produjo la rebelión militar de Semana Santa, la editorial me propuso esperar para sacar el libro porque no se sabía cuál iba a ser el rumbo de estos planteos militares ante la evidencia de que el gobierno radical retrocedía. Esperamos para publicarlo más adelante. Así, el libro quedó archivado definitivamente", dijo Kimel.


La matanza de los 5 sacerdotes sigue impune, pero el juez que llevaba la causa acusó al periodista de injurias y calumnias. El fallo de primera instancia, desestimó la calumnia pero condenó a Kimel a un año de prisión en suspenso y 20 mil pesos de costas por el delito de injuria.


El periodista apeló la sentencia y la Sala VI de la Cámara Nacional lo Absolvió de toda culpa.
Posteriormente la Corte Suprema de Justicia decidió confirmar parcialmente el primer fallo en contra del periodista. Cabe recordar que el máximo órgano de Justicia de la Nacional era muy a fin al entonces gobierno de Carlos Menem, abanderado de los indultos a la cúpula militar. Lo que fue más llamativo es que la Corte no condena por injurias a Kimel, si no que considera que el periodista configuró el delito de calumnia.
Emisión del programa radial Atrapados en libertad por AM 530, La Voz de las Madres

El 6 de diciembre del 2000 el periodista y escritor acude a la Comisión Interamericana y demanda al Estado Argentino, petición que es admitida por este organismo en el 2006 y somete al Estado a la jurisdicción de la Corte Interamerica, por haber incumplido en los artículos 8 y 13 de la Convención Americana. El primer artículo referido a las garantías judiciales y el otro a la libertad de expresión. El Estado Argentino, presidido por Kirchner asumió su responsabilidad y solo realizó algunas observaciones de forma.


El Gobierno Nacional acordó un arreglo con el periodista y se hizo cargo de las costas, los gastos y la indemnización ; como así también dejó sin efecto la condena penal impuesta por la Suprema Corte al periodista Kimel.


El accionar improcedente de los sucesivos gobiernos dejó como saldo un monto que ronda los 100 mil dólares que el gobierno nacional debió hacer frente con divisas de las arcas pertenecientes a todos los argentinos.


El desconocimiento público por la violación que sufrió el periodista Kimel, durante tanto tiempo, se justifica si se realiza un pequeño repaso por las políticas llevadas a cabo por los últimos gobiernos nacionales.


El malestar militar era evidente durante la presidencia de Raúl Alfonsín, y la implementación de la Ley de punto final y Obediencia Debida calmó los disgustos castrenses como una señal clara del retroceso judicial.
Carlos Menem fue quien terminó delineando este repliegue al otorgar a la cúpula militar los indultos que dieran por terminado un tremendo proceso nacional sin responsables ni encarcelados.


Por ello, es entendible que Nestor Kirchner, fuera el único presidente que se responsabilizará frente a los organismos internacionales por los excesos de poder sufridos por el escritor y periodista Eduardo Kimel. Su política de derechos humanos fue totalmente distinta a la ejecutada por sus antecesores.


Lejos de las proclamas televisivas que varios comunicadores sociales declaran como presunta censura, la verdadera restricción a la libertad de expresión vivida desde 1989 por el autor de la Masacre de San Patricio, no tuvo ninguna cobertura mediática. Y fue escasa la repercusión pública de la decisión que la Corte Interamericana falló sobre el caso.


Luego de 16 años la Corte sentenció que el periodista Eduardo Kimel no ha excedido los límites éticos de su profesión. Ejerciendo su derecho a informar de manara no abusiva y legitima sin lesionar el honor de nadie, por el contrario considera a la investigación sobre la masacre de San Patricio como una obra que desarrolla "una breve critica histórica".


Esta resolución es parte de una respuesta esperada y también refleja la perseverancia y el compromiso con la realidad vivida en nuestro país. Esta convicción profesional que Eduardo Kimel demostró se ve reflejada ahora, con los premios internacionales que tanto el libro como el documental está cosechando. Los directores Juan Pablo Young y Pablo Zubizarreta llevaron al cine esta investigación periodística.


El 27 de agoste en Rosario se estrenó el documental y será la gran oportunidad para ver el film. El periodista e historiador Kimel recorrerá varias provincias y expondrá los secretos de la investigación como así también el gran costo personal y profesional que le generó tantos años de litigio y censura.


http://www.facebook.com/notes/susana-quiros/la-masacre-de-san-patricio-y-el-fin-de-16-a%C3%B1os-de-censura/10150303647819532

NdE: Hoy conmemoramos el 35 Aniversario de la masacre. Complemento esta entrada con el link que publicamos el año pasado: http://bochaelsocilogo.blogspot.com/2010/07/34-aniversario-del-asesinato-de-los.html 



Dos años después de su muerte, Kimel fue absuelto por la justicia argentina

La la Sala III de la Cámara Nacional de Casación Penal anuló la condena a un año de prisión en suspenso y a pagar una indemnización de 20 mil pesos al juez Guillermo Rivarola impuesta contra el fallecido periodista Eduardo Kimel en 1999 por la publicación de su libro "La masacre de San Patricio", en donde se detallaba el asesinato de los sacerdotes palotinos Alfredo Kelly, Alfredo Leaden y Pedro Duffau, y los seminaristas Salvador Barbeito y Emilio Barletti, muertos el 4 de julio de 1976, en plena dictadura militar.



Los magistrados hicieron lugar al pedido de revisión presentado por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) en representación de la hija del periodista fallecido en febrero de 2010. Cabe recordar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos reconoció en el 2008 la violación del derecho a la libertad de expresión de Kimel y ordenó al Estado argentino que anulara la sentencia penal contra el periodista y modificara el Código Penal por su incompatibilidad con la Convención Americana.
"La masacre..." había sido publicada en 1989, y en el libro el periodista aludía a la actuación del camarista Guillermo Rivarola, quien como juez tuvo a su cargo la investigación del caso en los años 1976 y 1997, y se preguntaba si "realmente quería llegar a una pista que condujera a los victimarios".
En octubre de 1995, la jueza Angela Braidot, condenó a Kimel. A pesar de que en noviembre de 1996, la Cámara Nacional de Apelaciones anuló por unanimidad el fallo y absolvió al periodista, en diciembre de 1998 la Corte Suprema aceptó un recurso de Rivarola, revocó el fallo anterior y lo devolvió a la Cámara para que dictara una nueva sentencia, que finalmente confirmó la pena original. El caso motivó la intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y el fallo dictado ahora por la Cámara de Casación.
El Centro de Estudios Legales y Sociales sostuvo que "esta resolución confirma que las expresiones relacionadas con asuntos de interés público no configuran delitos penales y establece un precedente para que los tribunales argentinos no den curso a demandas de este tipo". "Si bien la despenalización de las calumnias e injurias en casos de interés público ha sido un gran avance en la Argentina, continúa vigente el desafío de generar un cambio cultural que garantice una postura homogénea del Poder Judicial y de los funcionarios y personajes públicos que impulsan querellas por delitos de difamación", agregó el CELS, que recordó que en 2009 el Congreso Nacional sancionó la ley 26.551 que despenalizó los delitos de calumnias e injurias para expresiones de interés público. "Sin embargo -agregó la entidad-, la inexistencia de mecanismos legales internos para implementar las decisiones de los órganos de derechos humanos mantenía vigente la condena penal a Eduardo Kimel. Por ese motivo el CELS presentó un recurso de revisión ante la Cámara Nacional de Casación Penal con el objetivo de lograr el cumplimiento total de la sentencia de la Corte Interamericana y que se reparen las violaciones a los derechos del periodista y evitar futuras querellas".
El CELS hizo hincapié en que "desde el pronunciamiento de la Corte transcurrieron más de tres años", lo cual "pone de manifiesto las deficiencias del Estado para dar cumplimiento al fallo en su totalidad y la falta de articulación entre sus distintos poderes para evitar que su ejecución dependa del accionar de las víctimas".
En ese marco, la entidad advirtió sobre "el desafío vigente de generar un cambio cultural que garantice una postura homogénea del Poder Judicial y de los funcionarios y personajes públicos que impulsan querellas por delitos de difamación". Y concluyó que "aún es necesaria una reforma del Código Civil para impedir la proliferación de demandas contra periodistas, quienes deben pagar indemnizaciones en concepto de daños al honor y la intimidad en casos de interés público. La amenaza que implica este tipo de sanciones económicas también trae aparejado un efecto de silenciamiento, como ocurre con los procesos penales".


Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-181969-2011-11-24.html

Bocha. Dejo mi saludo ritual como un apretón de manos o un "Ave María Purísima", Firme y Digno, Bocha... el sociólogo.

1 comentario:

Bocha... el sociólogo dijo...

Otro represor listo para ser extraditado

El Supremo Tribunal Federal de Brasil autorizó el traslado de Claudio "Gordo" Vallejos, quien en 1986, reconoció haber participado el 27 de marzo de 1976, pocos días después del golpe cívico-militar, del secuestro del pianista brasileño Francisco Tenorio Cerqueira Júnior, cuando realizaba una gira en Buenos Aires junto a Vinicius de Moraes. Fue detenido en enero pasado por haber cometido estafas en el estado de Santa Catarina, mientras era acusado en Argentina por delitos de lesa humanidad en el centro clandestino de detención que funcionó en la ESMA, y de haber participado en la "Masacre de San Patricio".

La extradición presentada por el gobierno argentino fue aprobada "parcialmente" por la segunda sala del Supremo Tribunal Federal (STF), ya que los delitos de homicidio y tortura prescribieron para la legislación brasileña. El juez instructor, Gilmar Mendes, condicionó la extradición a que Vallejos sea juzgado en la Argentina sólo por el delito de secuestro y a que el gobierno argentino se comprometa a conmutar una eventual pena a prisión perpetua por una condena a un máximo de 30 años, como está previsto por la legislación brasileña.

Mendes también condicionó la extradición a la finalización del proceso abierto contra Vallejos en Brasil por el delito de estafa y al cumplimiento en el país de la eventual pena a la que sea condenado.

El proceso de extradición había sido solicitado en febrero pasado, en el marco de la "megacausa ESMA", que instruye el juez federal Sergio Torres y también por el fiscal Miguel Angel Osorio, a cargo de la causa por el "Plan Cóndor".

http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-203743-2012-09-19.html

mirando por el retrovisor

Related Posts with Thumbnails